RSS Licencia
filtrar por alguno de los autores del fregao...
posts de Duczen posts de Ender posts de Jack posts de Jon posts de Pujimon posts de Ranio posts de Soy Grande posts de trasgu


viernes, 6 de junio de 2008

Esta paranoia es de Ender Wiggins

No puedo creer en un Dios...

Lo reconozco; No puedo plantearme la existencia de un ser omnipotente que, viendo como está el tema mundial, no hubiese hecho esto hace ya tiempo:

(pulsa para verla en grande)

No puedo creer que existe un Dios que pueda cerrar los ojos a tanta mierda junta. No me cuadra un Dios misericordioso que deja morir a tanta gente, de manera tan desoladora. Eso del 'libre albedrío' sólo funciona con el fuerte, con el poderoso. Es una excusa humana para justificar a los hijos de puta. En cambio es un lujazo para un niño Irakí. No tiene de eso. En definitiva, no me cuadra un Dios que se desentiende. Por lo tanto, no puedo creer en él. Prefiero creer en la gente. Y en lo que hace.

¿por qué me ha venido a la mente esto?... Pués veréis:


Esto es lo primero que he pensado cuando el otro día leí un artículo sobre Teresa de Calcula. Al parecer, se acaba de publicar un libro en el que la buena mujer dice cosas tan duras como ésta:

Siento que Dios no me quiere, que Dios no es Dios, y que él verdaderamente no existe.

Por lo que se desprende de las cartas, ahora publicadas, esta mujer tuvo una crisis de fe que le duró 50 años, hasta su muerte. Algunos parecen pensar que el hecho de que dudase de su fe es debilitador. Personalmente, creo que hace aún más impresionante la figura de esta menuda mujer, siempre sonriente, que vio tanta miseria que se planteó lo que yo, que vivo cómodamente sin ver más que lo que cuentan los telediarios. A pesar de ello, esta mujer luchó por los demás con una dedicación increíble, donde mucha gente hubiese caído en una depresión incapacitante de caballo.


Esa señora, de la que mi primera impresión de ñajo fue: "pasa arrugada con sonrisa perenne" (cosas de la crueldad de los niños), murió en 1997.

En el artículo ("El País semanal", versión impresa), se publicaban extractos de cartas que la buena mujer escribía para sí misma y que rogó se destruyesen, sin éxito. Finalmente, se ha publicado un libro con el contenido de estas cartas (Mother Teresa: Come be my Light)

¿qué podía poner de malo en esas cartas?. Simplemente que Teresa de Calcuta era un ser humano. Pero no un ser humano cualquiera, no. Era un ser humano extraordinario.

Aunque la iglesia estaba obviamente preocupada por lo que revelaban estas cartas (una aparente pérdida de confianza / fe, una depresión de caballo para la gente de a a pie como yo), para mí revelan una fuerza de carácter y una voluntad a prueba de miserias. Porque, cuando pierdes la fe ,.... ¿que otra cosa te queda sino el nucleo personal que eres tú, pura y duramente? ¿qué otra motivación que ayudar a los demás te induce a seguir tu trabajo?.

Esta frase, ni mucho menos de las más duras que hay en el artículo, resume ese estado de duda que Teresa de Calcuta sólo se confesaba a sí misma, y no permitía que se exteriorizase, puesto que mucha gente dependía de su entereza y fuerza:

Jesús tiene un fuerte amor por ti. Pero por mí? los silencios son demasiado. Miro y no veo. Escucho y no oigo. Te pido que reces por mí. Ruégale que me eche una mano

(escrita al reverendo Michael van der Peet tres meses antes de recibir el reconocimiento internacional, es decir: no estaba a punto de morir, como mucho malvadete dice)

Para un ateo como yo, el hecho de que una persona se esfuerce por mejorar el mundo por su fe en Dios o porque cree que es lo mejor que puede hacer no implica diferencia alguna; esa persona marca una diferencia, que es más de lo que pueden decir muchos ateos, agnósticos, religiosos o mediopensionistas. El problema principal de las religiones no es la enseñanza ética en su variante de ayuda a los demás, sino la limitación y restricción de la sociedad y el conocimiento humano. "me suceden desgracias porque dios me prueba", "no puedo cambiar las cosas porque Dios las quiso hacer así", "no me planteo la verdad de las cosas porque las hizo Dios y no quería que lo supiésemos",... eso es lo que, al menos a mí, me pone frenético de las religiones. Las excusas. La ignorancia como virtud.

Por eso, cuando en el artículo leo algunas de las frases de esta mujer, para mí su fuerza como persona no decae, sino todo lo contrario; una persona que ha visto a seres humanos medio muertos del hambre con los pies roídos por las ratas y no ha sucumbido al dolor y se ha empeñado en ayudar merece todo mi respeto; una que además, lo hace por su humanidad y no porque Dios la lleve en volandas y lo haga todo fácil, merece todo el reconocimiento; porque ayudar al prójimo aún cuando en tu interior sientes vacío y abandono, seguir sonriendo para que el empuje de tu misión no desfallezca entre los miles de personas que siguen tu ejemplo, es algo que no consigue mucha gente en este mundo. Una fe tan inquebrantable y que empuja a ayudar a los demás y que, sobre todo, sirve de acicate para que miles de personas hagan lo mismo (desde mi punto de vista, su labor más importante) no puede ser mala. Ahora, si tu Dios te dice que mates Iraquíes para quedarte con su petróleo, vete a la puta mierda, chalado.
Porque curiosamente, esta mujer anciana puso en jaque toda la operación de Marketing del Pentágono en la guerra de Irak por largarse allí a montar un hospital. Las personas que llevan la contraria a Bush sin insultarle merecen todo el respeto del mundo :-)

Por eso, cuando hay gente que cae en el mismo error que los fundamentalistas religiososos, que es denostar universalemente al contrario, (en este caso a las religiones) , me pregunto si no ven el poso moral y ético que las religiones han dejado, sin ningún lugar a dudas. Nadie niega que haya muchos y grandes fallos en las religiones. Pero son parte de la humanidad, nos guste o no. La iglesia no tiene la exclusividad, ni mucho menos, de los valores morales y la ayuda al prójimo, pero es justo reconocer que hay bastante gente partiéndose el alma para ayudar a gente que no tiene donde caerse muerta.

Personalmente, entiendo la frustración , la soledad que sacudía a esta mujer viendo tanta miseria y desgracia y preguntándose por ese Dios que asistía a esas atrocidades sin decir 'esta boca es mía'. La entiendo, pero no puedo llegar ni a imaginarme la cantidad de miseria que vió esta mujer. Ni creo que mucha gente pueda llegar a imaginárselo.



7 comentarios:

Matematikom dijo...

Buenas! Hace tiempo que no pasaba por aquí, y cuando aparezco aparece uno de mis temas preferidos. He de decir que no puedo estar más de acuerdo contigo... Toda la reflexión que haces merece que la lea más de uno en el mundo en el que suelo moverme.

Yo sí que me considero creyente, de hecho practicante y participante. en mi caso además se une que soy una persona de ciencias ciencísimas, lo cual me hace más crítico con todo lo que realizo y busco esa explicación que comentas de una manera racional.

Estoy de acuerdo contigo en que es la persona quién es el ejemplo y en este caso la Madre Teresa es un ejemplo de extraordinaria fuerza. Da igual que fuese su fe o su voluntad... pero es un hecho todo lo que hizo (yo estuve en Calcuta y nunca olvidaré CUANTA miseria hay allí).

En el fondo la religión de Jesús (y en mi caso sólo hablo de la católica) lo único que proclama es el amor al prójimo y ayudar al más necesitado. El problema es que después de 2000 años eso todavía no se lo han terminado de aprender el 99% de los cristianos... por suerte (y permíteme decir Gracias a Dios) en el 1% restante quedan gente como la Madre Teresa o Osacar Romero

Duczen dijo...

Para variar no me he leído el post (luego lo haré aunque no prometo nada).

El comentario me parece interesante. Sirva de precedente que respeto muchísimo las creencias de cada cual aunque no las comparta, pero algo me intriga en exceso: ¿En qué crees? ya que dices que eres creyente y "ciencísimo" por otro lado. ¿No entras en conflicto contigo mismo?.

Creemos en algo para dar sentido a la vida... igual la vida no tiene más que lo que hay, ¿por qué tiene que haber algo más? ¿por necesidad nuestra? ¿por qué sí?, sino la vida es trise, igual es "triste" y punto.

Y ¿por qué tiene que ser ese ente (si existe) misericordioso?. Igual ni lo es ni le importamos una mierda. Tal vez son necesidades del ser humano... o tal vez no.

trasgu dijo...

Yo soy ateo.
Es más, nunca dejará de sorprenderme que en plena era de internet todavía haya gente creyendo en este tipo de supersticiones medievales.
Supongo que se debe a la necesidad de buscarle un sentido a la vida. La vida no tiene ningún sentido, es vida y ya. Cuando un ser vivo nace no pregunta para qué, nace y punto.
Dios no nos creó a su imagen y semejanza, más bien fue al revés.
Y por supuesto, si estuviese equivocado y ese Dios realmente existiese, creo que seríamos más de uno los que tendríamos muchas ganas de ajustarle las cuentas.
En cuanto a la madre Teresa, pues bien, admiro su dedicación a los pobres, pero también hay que decir que era una integrista que hizo campaña contra el divorcio o el control de natalidad, y respecto del SIDA opinaba que era " un castigo de Dios por un comportamiento sexual inadecuado". Manda huevos.

Pamoba dijo...

Ender acabas de de dar con Dios, y siquiera te has fijado.

No soy ateo, y tampoco creyente en un todo o en un sentido universal, solo un Judío en un país muy cristiano.

Un Dios, pues no oiga, eso no se ve, ni se huele, pero algo mueve al humano a hacer lo que hace, y si, es egoísmo, egolatría, supervivencia... Algo nos impulsa a matar, a subir montañas, a replantearnos siempre lo establecido. De cada diez personas que mandas a sentar porque si, una no se sienta, y ahí esta la evolución de nuestra especie, la persona que descubre hacer "más dinero", que se enriquece repartiendo o monopolizando, da un paso hacia Dios.

El problema que nace en el modo de comprender a DIOS desde punto de vista cristiano, musulmán o judío (y me incluyo) es la fijación de alguien diferente, externo, superior que vigila, nos controla, nos dicta, y tener leyes "plomadas" que nos flagelen al aspirar esta "(r)evolución", este desequilibrio, de seguir investigando, de llegar más alto, más hondo, ser más rico.

Dios, como alguien que mira desde arriba, eso solo es una imposición del miedo a la evolución. En todo lo humano reside; la crueldad de las guerras, el ensañamiento, violaciones, depravaciones, eso es Dios, ahí nace, subir una montaña, lo que impulsó a 20 Cro-Magnon a cruzar toda Europa, dar todo, compartir, ahí es cuando crece.

Dios es humano, es innato. Las religiones, son creadas, y olvidadas, por los humanos, a su placer, a sus leyes, según como evoluciona la sociedad: No la tecnología, somos super chachi guay con internet y pollas, pero cada día estamos más privados, ni nos molestamos en conocer al vecino (referido al anterior comentario). Hay cada vez más medio en la cultura, pero la cultura se empobrece, cada vez somos más "sociedad global" pero cada vez estamos más enclaustrados por leyes (absurdas o no) que nos dicta y pide "responsabilidades" y es curioso, cada vez hay menos que niegan a Dios, ni se esfuerzan a entenderlo...

Teresa, esa pasa de anciana, intentaba buscar a Dios, intentaba oírlo, o verlo, cuando residía en ella. Claro que estaba en contra de los condones, como mi abuela de los homosexuales, así le enseñaron a ella, Shakespeare ponía a los judíos a parir y nunca vio uno, eso es mentalidad estrecha, y ser gran persona, o pequeña, no te da más "compresión" que por vivir en Chuecas y o usar patillas "del día después" en otros temas.

Todo el mundo tiene luces, y sombras, todo el mundo tiene la base para crear un Guernica o crear una nueva pistola, es tan fácil matar como no, de escalar una montaña hasta crear "guindous" y colocarlo como algo obligatorio en los ordenadores. Algunos rezan esperando ser salvados, y otros se agarran a la balsa, y si pueden, subirse y tirar a otra persona. El primero es estúpido y debe de morir; el segundo es la persona viable que ha permitido que seamos 6 mil millones personas pisando a la vez a la pobre Gaía, que se aprecia y se quiere, como si él fuera Dios, y lo es, él, solo hay uno e irrepetible.

Ala' ahí queda ese chorro de texto pa' uso y disfrute. Y porque no quiero hablar del "Gen egoista"...

Saludos!!

Pamoba dijo...

Bueno, espera, voy a ser un poco más pesado, y aquí dejo unos enlaces para comprender que por utilizar condón o renegar a Dios y creernos los más "guaís" no nos hace mejores (entiéndase como más listos de mollera):

-Gen egoista (o quién es Dios): http://es.wikipedia.org/wiki/El_gen_ego%C3%ADsta

-Gaía, o el Dios que está detrás de nuestro Dios:
http://es.wikipedia.org/wiki/Hip%C3%B3tesis_de_Gaia

Podría decir más libros, La especie elegida y tal, pero me gusta más parafrasear: "Dios (no) ha muerto, ha sido sustituido por un ordenador"

Alabamos nuestro nuevo Dios: - "Güindous Vista" - o su lado tenebroso (tiene que haber de todo en la viñas del señor) -"Umbutu 8.10"-

Ender Wiggins dijo...

nuestro dios, en resumen, es la curiosidad. El problema es que hay religiones que precisamente la demonizan. YA hablamos de eso por aquí cuando hablé sobre el libro "una breve historia de casi todo", de Bill Bryson

Ender Wiggins dijo...

en cuanto a lo de que windows vista sea dios... madre. vaya tripi :-DDDDDD