RSS Licencia
filtrar por alguno de los autores del fregao...
posts de Duczen posts de Ender posts de Jack posts de Jon posts de Pujimon posts de Ranio posts de Soy Grande posts de trasgu


viernes, 24 de agosto de 2007

Esta paranoia es de Duczen

Odfrenta: Capítulo doble palito

Basado en algo indeterminado de Odenta, interesante relato de Ender que es imprescindible para comprender la siguiente chapuza... bueno, igual no hace falta, pero desde luego lo mejor de esto es lo otro. ¡Hala!, hay queda eso.

Aviso, es largo y ladrillo, por dos motivos, uno que es largo y dos que es ladrillo. Vamos que he escrito sin control y sin ganas de mejorarlo.

Y, con cariño, respeto, admiración y todas esas (verdaderas) soplapolleces endogámicas que se ponen...

¡Choza nueva!.
No sas pelotudo
y pagate vos unas cañitas,
pive.

Índice

-Capítulo palito: In(v)icio


Capítulo doble palito: Kiri-kiki

Madrid, Museo del Prado.
18:0... se me ha parado el reloj,
(ya decía yo que era muy barato para ser un rolex).


Aparté el trozo de cornisa que bloqueaba la entrada a la Sala C como pude, encontrándome otro cadáver. Esta vez era una mujer...

¡Coño!, vaya fantasías que me marco. Podría imaginarme que la mujer está, para empezar, viva, esperándome en medio de la sala, escasa de ropa y ávida de sexo; pero no, me imagino una cornisa que bloquea el acceso a la Sala C. Si ni siquiera sé cual es esa sala, dato muy preocupante para el director de exposiciones, ni qué es una cornisa. ¿No es eso desde dónde se suicida la gente?. Entonces ¿en un museo?. Eres un burro. Por lo menos la música ha cesado... ¡espera! ¿que suena?.


Por que tengo miedo al dolor propio, que no el ajeno que lo tolero bastante mejor, que sino me arrancaba las orejas a mordiscos, bueno, por el dolor y porque creo que no llego... no, no llego. Así que me contentaré con abstraerme auditívamente (o apagar el reproductor goear... ¿qué?).

Hace rato que he dejado atrás a ese par de borrachos, El Loti y la Lola, y a las tetas de esta última. Con un poco de suerte me encuentro con La Chata. Cuando se les pase la borrachera les pregunto por qué la llaman así. Tengo yo ganas de saberlo, porque de chata no tienen nada, es una diosa, de las que existen y están bueniiiiiiisimas.

Suena el teléfono, me llaman. Es la Sargento de infantería pesada del ejercito de su majestad la Reina Isabel I, es decir, mi mujer.
-¿Dónde estás?.
-En el bar de Mario jugando la partida.
-No serás capaz.
-¿Eres tonta?. Trabajando, dónde coños voy a estar.
-Que borde eres.
-Que quieres, que llevo un día...
-Avisarte. Mi Madre se viene a vivir con nosotros este mes.
-¡Me caguen la pu...!.
-¿Qué has dicho?.
-(Grrrrrrr Hija de puta) Nada, que... vale.
-¡Ah!, sólo quería decirte eso.
-(Snif snif snif). Ok, cariño (snif snif), luego te veo (no si puedo evitarlo).
-Si, ya... un beso.

Colgué el teléfono. 3, 2, 1 ¡HIJA DE SU PUTA MADRE!, ¡FOCA BURRA!, ¡NO TE MORIRAS DE ABURRIMIENTO!, ¿POR QUÉ A MI?, ¡PEDAZO DE WAKASIKASHIMARI... ¿qué coños pone ahí?. Wakicese Murmurasa. Ay, la leche, qué es eso. Que día llevo. Wa-ki-za-zusi Mi-re-mus-tias.
-Wakizashi Muramasa, se dice, Wakizashi Muramasa.
-¿Tú quien eres? y ¿qué haces aquí?.
(y ¿por qué estas tan buena?... déjalo, no me contestes, que buena estas, o sea que esto es eso que llaman una mujer, ¡coño!, pues no se parece en nada a mi esposa. ¡Que de curvas!, pillaba yo el f1 y me hacía de todo menos vuelta rápida. Jajaja. Deberías dejar de reírte contigo mismo, aunque es mejor que hacerlo de ti mismo. Jajaja. ¿No estarás hablando solo otra vez?. No, ya no eres un loco de esos y aunque lo fueras, nadie desconecta de la realidad tanto. Es imposible. Tendrías que ser un tarado de esos en plan la cofradía de la lucha. ¿Cofradía? o era ¿partido?, no, club, si creo que era el club. Ummm, ¿tendrán tarjeta de socio vip?, seguro que sí. Es un club muy guapo. En él seguro que no están ni hugh ni Christian Slater. ¡Coño!, Slater y ¿a quién me recuerda este a mi?, porque se parece mucho a alguien y ahora no caigo. Da igual, ya me acordaré. Otra cosa no, pero cuando algo se me mete en la cabeza hasta que no doy con...).
-¡Perdone!, ¿se encuentra usted bien?.
-¡Eh!, si... pero, y ¿usted?.
-Si, me encuentro bien.
-¡Ya!.. eso se ve... está claro.
-¿Cómo?.
-Digo, qué ¿quién es usted? (y qué hace falta para enseñarle mi wokaziki).
-Soy la técnico de ventilaciones. Busco la sala de calderas.
-¿Hace calor? (quítate la ropa guapa).
-¿Calor, aquí?, no. Calefacción, problema con la ventilación...
-¡Ahhh!, claro, la técnico... si... (que pedazo tetas, por el espaguetti westerm volador)... ahora le llevo...
(Un pezón se ponía duro mientras yo me alimentaba y como veía que no me saciaba fueron a llamar a otro pezón... dos pezones se ponían duros... que tiempos aquellos. Era cantar algo y podía estar repitiéndolo una y otra vez. ¿Cómo cambian las personas?. Una lástimas. Ahora ya no hacemos esas cosas ni estamos obsesionados como antes con el sexo. Antes era ver una teta y perdíamos el sentido. Qué inocentes y cómo nos manejaban. Ya no perdemos la razón. Hemos madurado y ya puede venir la tía más buena del mundo que si es gilipollas no la hacemos ni puto caso, aunque está técnica está que cruje. ¿Se dice técnica?, parece una maniobra de nosequé. Igual es una maniobra del kamasutra. ¡Que gran libro! o eso dicen porque yo ni lo he leído ni lo he probado, pero no será por ganas, lo segundo claro. El kamasutra, esto si, esto si que es una exposición en condiciones. Posturas del Kamastruma, un antes y un después. Jajajaja. Harían colas por verla, pero colas muy largas... y muy duras. Jajajaja. ¡Que majo eres!. Ya te lo decían de niño... ).
-¿Seguro que se encuentra bien?.
-Ehh, ¿Quien?.
-... ejem, ¿la sala?.
-¿La sala... no está bien?.
-La sala de calderas, ¿recuerda?.
-¡Ah!, si, disculpe... ahora mimo le llevo a ella.
-Gracias.
-No hay de qué, supongo.

Como soy todo un caballero me ofrezco a ayudarle a llevar su herramienta de trabajo. ¿Podría ella llevar la mía?. Recojo una maleta con herramienta y un maletín del que sale una especie de manguera rígida y unos tubos con sondas. Parece un cacharro para hacer liposucciones pero a lo bestia. Por lo que a mi respecta es igual de feo que lo que exponen en está sala. ¿Qué pone ahí? Do-ji-ki-ri, ¡anda!, como el gallo.

-¡Bien!, ha parado la música.
-Si, gracias.
-De nada.
-No era a usted.
-Sólo estamos los dos, ¿a quien entonces?.
-A la música.
-Ha parado.
-Siii, gracias.
-De nada.
-No era a ust... déjelo.
-(Vale tía rara, no te lo tendré ne cuenta porque estas que rompes... ¡maciza!).

[Está sonando ese ser que se repite tanto, pero una cosa es el humor y otra la tortura, así que le sustituimos por algo que no nos dé grima en el alma]


-Otra vez no y esta es peor.¡Cabrones!. Abstracción, abstracción, abstracción, abstrac...
-¿Se encuentra bien?.
-Claro. Me lo preguntas mucho (eso es que te tengo a cien).
-No, perdone, no es nada.
-Es la música que... da igual... y, cambiando de tema, ¿qué hace una chica como trabajando en esto?.
-¿En esto?, ¿por qué?, ¿es un trabajo de hombres?.
-No, no, ni mucho menos, pero no es lo habitual.
-Hay que ganarse la vida.
-Pensando así, tu marido estará orgullo de ti.
-¿Intentas sonsacarme si tengo pareja?.
-No, por favor... o... ¿debería?... pero, no, seguro.
-Jajaja. Sois todos iguales.
-¿Eso es bueno o malo?.
-Es igual.
-Ah. Pues vaya.... pero no me has contestado.
-No.
-(¡Bien!, que buena estás, ¿te lo he dicho ya?). No tienes pareja.
-No te he contestado.
-(Grrrrr. Me está puteando y cómo me pone). ¿Y?.
-No, no tengo, no he encontrado a nadie que me hable en ruso.
-¿En ruso?, ¿de Rusía?, ¿de dónde los osos borrachos a vodka?.
-Spasiva. Rínda.se. No posibilidad esca-par tú.
-Pero ¿quien coños ha dicho eso?. ¿Has sido tú?.
-Yo no. ¿Has sido tú?.
-Pero que dices, yo tampoco (¡Ostias!, Que no estamos solos, la buenorra y yo, mierda que mal pinta esto).
-Spasiva. Ser yo.
-Has sido tu (como me pones, chata, te cogía ahora mismo y hacíamos el transformers tu y yo).

Seguimos caminando hasta que llegamos a la deseada sala de calderas, allí dentro estaba la bestia, la caldera. Era negra. No rojo oscuro, no. Es negra.

... ¿no pretenderás continuar con esto?.



8 comentarios:

Ender Wiggins dijo...

te has ganado dos wakizushis, un wikijundir y dos watasikajimarijunkitas. Verdes.

cuando me levante del suelo y me deje de doler el estómago de la risa, te llamo a eso de las cañas.

BridgetManson dijo...

jajajaja...ta divertido. sip.sobretodo los monologos internos.

Ender Wiggins dijo...

P.D: ¿?

loves_pandora dijo...

jajajjaja...

pues era negra...

gracias, me arrancaste una sonrisa..

Duczen dijo...

No hay de que... nos gusta arrancar cosas. ;)

SueEllenRV dijo...

Muy bueno
Pero las calderas no son todas rojas?

Duczen dijo...

El color es cosa de Ender... pero sí, las hay de más colores, el mundo de las calderas está desatado.

Tere dijo...

Buenasssss

Me paso a saludar que ya es lunessss y como buena seguidora pues hay que hacer la visita jajaja

Mi lunes no muy bueno la verdad ni el domingo ......mejor no hablar de ello.......en finnnnnn

Espero que por aky vaya todo bien y esta noche espero poner alguna entradita que ya esta bien.

Besicosssssss