RSS Licencia
filtrar por alguno de los autores del fregao...
posts de Duczen posts de Ender posts de Jack posts de Jon posts de Pujimon posts de Ranio posts de Soy Grande posts de trasgu


domingo, 10 de febrero de 2008

Esta paranoia es de Duczen Manuel

Bill Torrio

00. Guía de Monette's
01.
Peter Dean
02.
John Buck
03.
Steven Hawks
04.
Mae Burr
05.
Jelissa Hawks
06.
Fred Bale
07.
Jennifer
08.
Tom Mcgurn
09.
Carol Bale
10.
Brian Ness
11. Bill Torrio

12. Dorothy



21:13 p.m.
KayRiver City
06 de Octubre de 1943


- No te lo pediría si no fuera necesario... me conoces, Jim... lo sabes.

¿Por qué?. Hacía ya tantos años de aquello que, ahora que llegaba el fin de la historia, no podía dejar de rememorar ese día a pesar de que Brian tenía delante a Bill Torrio. No conocía a nadie más peligroso, cancerígeno y, en resumidas cuentas, hijodeputa en el mundo. Motivos suficientes para encarcelarlo de por vida o, como había sucedido unos días atrás, tomarse la justicia por su mano. Sonrió, mejor debería decir dejar que otro se la tomara. Estaba mal pero debía reconocer que aquél muchacho había hecho un buen trabajo, digno del propio Tom, en caso de que tales actos fuera posible catalogarlos así.

- ... Es su única oportunidad. ¡Jim!.

Los acontecimientos se habían precipitado. Brian Ness ya no pudo ser imparcial o tan imparcial como debía. Como jefe de la Policía de KayRiver City sus motivos eran más que suficientes para encerrar a Bill después de un juicio justo, pero no sólo era una cuestión profesional, era personal, muy personal. Sus vidas estaban unidas desde aquellos días y se entrecruzaban como dos serpientes que lucharan a vida o muerte.

- ¡Es sólo una niña!. ¡Mírala Jim!.

Bill seguía recordando la conversación que tuvo con Jim Bruce. Después de tantos años todavía se sorprendía de la decisión que tomó. ¡Que gran hombre!. Conoció a Jim, Jim Bruce, por casualidad durante un viaje relámpago que realizó a Lake Town allá por el 25, no, fue en 1926. Acababa de ingresar en el cuerpo de Policía y había decidido recorrer la parte este del país. Allí salvó a Jim de un accidente de tráfico que le hubiera costado la vida.

- No te lo pido para saldar una deuda... somos amigos... te lo pido como ser humano.

Brian dejó que sus recuerdos volasen, no era buena idea centrarse en ellos con Bill Torrio delante. Aunque estaba desarmado y bastante mermado por los golpes de la pelea que acababan de mantener, era demasiado peligroso como para confiarse. Había llegado el momento.
- No lo vas a hacer -Bill habló, su tono denotaba desprecio y prepotencia- los dos lo sabemos. 'Brian el justo', el defensor de la ley -Bill escupió en el suelo- eres demasiado...
Brian no le dejó terminar la frase. -... ¡Demasiado!. Se acabó Bill. No mereces que te de explicaciones ni siquiera que dude...

La cara de Bill cambió de expresión. Por primera vez en muchos años no era Él quien llevaba el control de la situación. No supo que decir.

-Una cosa más, Bill, un pequeño secreto -Brian disfrutó el momento- la hija de Carol, la pequeñas Dorothy...
Vive.



1 comentarios:

Jon Nieve dijo...

puff, se te nota desganado...
mete mas sin city, las bailarinas de striptease siempre inspiran...aunque igual no a escribir....
Pero aun así, me mola