RSS Licencia
filtrar por alguno de los autores del fregao...
posts de Duczen posts de Ender posts de Jack posts de Jon posts de Pujimon posts de Ranio posts de Soy Grande posts de trasgu


miércoles, 1 de agosto de 2007

Esta paranoia es de Duczen

Incógnito... (serie 98 capítulo 07)

... a veces el presente esconde un pasado ...



-No me gusta que hables de Luis, te utilizó y aunque no lo quieras ver nunca te quiso-. Jorge estaba más sereno. Puede que tuviera razón, si lo pienso fríamente, pero los recuerdos del alma no atienden a la lógica.
-Lo sé. Simplemente me he acordado sin más-. Mentí, el día ya era lo suficientemente complicado como para añadir más leña.
-Parece justo lo contrario.

Así iba a conseguir enfadarle dos veces por el mismo motivo y en la misma mañana. Todo un record. Las palabras de Jorge me desprendieron de mi pasado conduciéndome hasta nuestro presente, pero antes terminé de revivir esa noche...

... Luis saltó y grité. -¡Nooo!-. Desgarré mi garganta. -¡Nooo!-. Volví a gritar y la oscuridad de la noche se adueñó de mi. Un dolor agudo, punzante e insoportable nació en mi pecho.

-¿No a qué?-. Esa voz, ¿es mi cabeza?, ¿Luis?, no puede ser.
-No deberías soñar con la muerte, es una fiel seguidora-. Me susurran al oído. Es su voz, estoy segura. Está a mi lado, pero yo le vi saltar.
-Te conozco incluso antes de que nacieras-. Volvió a susurrarme. Estaba desconcertada como una niña pequeña perdida en un mar de extraños. Toqué a Luis, era palpable, real, y le vi. Estaba conmigo.

Entonces algo cambió. El tiempo pasó página y la magia se fue con ella. Nada había sucedido, era una pesadilla confusa. Olvidé. No hablamos. Tampoco hubiera sabido cómo. Bajamos a la habitación y terminamos nuestros exceso. A la mañana siguiente se levantó pronto para ir al banco con la excusa del final de mes. Me quedé en la cama. Me sentí sola, infinitamente sola.

Luis llegó al banco como hacía tantas veces, eran sus asuntos, pero está vez todo fue diferente. Según los testigos cuando Luis llegó estaban sufriendo un atraco. Un atraco realizado por, a todas vistas, un profesional, seguro, frío, calculador y sobre todo no violento. Era una maquinaria de relojería perfectamente engrasada y todo transcurría milimétricamente hasta que Luis apareció. Lo hizo justo al final cuando el atracador se disponía a huir.

Luis instintivamente se situó junto a los otros rehenes sin hacer movimientos sospechosos. El atracador no se inmutó, recogió su botín y se dirigió hacia la salida, pero al llegar a la altura de Luis se detuvo. Se quitó el pasamontañas descubriendo el anonimato de su rostro. Miró a Luis, le sonrió y le disparó a bocajarro. La bala le atravesó el corazón llevándose un trocito que le causó la muerte, que me robó a mí y que nunca volverá.

Fue extraño porque nadie pudo reconocer al asesino, nadie le vio el rostro. Desapareció como si nunca hubiera existido y, sin embargo, todos ellos recordaban el de Luis con una leve sonrisa burlona como quien pierde inesperadamente una partida al backgammon. No quiero conocer su rostro y tener una cara a la que odiar, algo tangible que constantemente me recuerde el dolor y le robe libertad a mi imaginación, porque a veces imagino que el asesino es capturado, no importa cómo, y que muere, cada vez de una muerte distinta, y esas veces... siento placer.

Sonó el timbre de la casa. Abandoné definitivamente esa noche, sólo importábamos Jorge y Yo.

-Vámonos. Son ellos.

... Continuará.



3 comentarios:

BridgetManson dijo...

The unknown troubles on your mind
Maybe your mind is playing tricks
You sense, and suddenly eyes fix
On dancing shadows from behind
Fear of the daaaark!!!
ay, como me gusta la bso de tu novela!.

uhmmm. esto se pone cada vez mas interesante, con mas sentido.

sigue asi.
besotes

Ender Wiggins dijo...

bien, bien.
complejidad. profundidad de personajes. mola.

SueEllenRV dijo...

Secundo los comentarios de los de arriba