RSS Licencia
filtrar por alguno de los autores del fregao...
posts de Duczen posts de Ender posts de Jack posts de Jon posts de Pujimon posts de Ranio posts de Soy Grande posts de trasgu


sábado, 24 de marzo de 2007

Esta paranoia es de Soy Grande

Dignidad, odio y espermatozoides

Tanta filosofía y sociología no tienen pinta de ser muy buenas. Anoche descubrí que no tengo capacidad para odiar a un ser humano durante un tiempo mayor de tres días.

Después de varias broncas en el curro, resulta que no odio a las implicadas, que les tengo compasión por ser unas miserables, ruines y amargadas. Me dan pena por infelices y no ganas de matarlas, ya se destruyen ellas a si mismas.

O son los años, o que al fin entendí que la dignidad nos hace reconocer a las personas como seres humanos iguales y son las acciones las que nos gustan o las que no.

No obstante estoy seguro que odiar tiene una capacidad terapéutica que hace que reflejemos nuestros demonios en otros y los combatamos. Aunque seguro que es dañina para el otro/a.

Seguiré trabajando en ello, y os comunicare nuevos avances.



6 comentarios:

BridgetManson dijo...

creo que el odio no existe... y si asi lo hiciera no creo que fueran tan dañiña para el otro como para uno mismo.

Anónimo dijo...

Hay que tener buen rollito y no sembrar discordia en el cosmos. Que nos vemos afectados todos. Es mejor fumarse un peta antes de mosquearse.

Ender Wiggins dijo...

hombre, cuando una persona ves que va a hacerte daño porque si, pues jode. Lo mejor que puedes hacer es cortar toda relación con esa gente, y santas pascuas. En mi curro, usualemnte llegan correos cun dudas, y, ocasionalmente, quejas. Algunas correctamente, otras con una mala educación de la leche. Unas fundamentadas en razones, y otras escritas desde un púlpito. Como terapia, busco el nombre de la eprsona que se queja, e invariablente encuentro la razón en su queja. El punto 'flojo' que hace que esa persona acabe perdiendo la dignidad y la razón intentando imponer sus ideas. Hace poco, nos escribió alguien que pertenecía a una organización religiosa de estas que prefieren ocultar a educar, quejándose de que distribuíamos contenidos para adultos. Invariablemente, todo el mundo se creee con derecho a juzgar, y es más, cree que tiene derecho a imponer su visión particular de la libertad.
Como terapia, cojo esos correos, pongo en antecedentes a mi grupo de trabajo, y les pido que se desahoguen, escribiendo al grupo lo que contestarían. funciona extraordinariamente bien...

Soy Grande dijo...

El problema radica en cuando son enfrentamientos con personas cercanas sobre concepciones antagonicas del mundo y el otro es un etnocentrista y no concibe mas que la suya. Que en muchos casos es equivocada o al menos insuficiente, torpe e irracional. y por supuesto que no le vas a dar la razon ni le vas a dejar que imponga su opinion

BridgetManson dijo...

vamos cuando estas delante de entes retrogrados, asi para resumir.
no merece la pena ni molestarse en rebatirles nada, cero que ni siquiera escucharles. les das una palmadita, como mucha les miras con compasion y te vas a tu rollo.

Duczen dijo...

He vuelto de mi grato secuestro voluntario y me encuentro una discusión filosófico moral...y yo con estos pelos.

No tengo mucho tiempo para elaborar una idea consistente pero según me he leido el post he pensado esto:
- No creo que sea odio lo que hayas tenido durante tres días, el odio es más fuerte, más incontrolable, vamos, como los 300.
- Las acciones, o como quieras llamarlas, son inmanentes al ser humano, sin ellas no seríamos más que sangre, visceras, huesos, músculos, ... así que separarlo de la dignidad, ummmm, complicado. ¡Uy! esto es suceptible de equivocación.
- ¿Reflejar los demonios?, ¿fantasmas propios?, en ese caso los reflejarás en ti mismo, o te "loquesea" a ti mismo, pero si odias no tiene porque ser la manifestación metafisica de la paranormalidad de tu espíritu. ¡Ostias! vaya frase me he marcado.
- Estaría bien conocer la otra versión, es lo que tiene el espejo, dos partes... aunque en este caso en concreto, y conociéndote, seguro que es como lo cuentas o se intuye.

Me han cabreado, disgustado, dañado, decepcionado, ..., pero llegar a odiar ... además no es propio de almas sublimes (jajaja)... e implica debilidad.

Esta semana va a ser un infierno, laboral.

Pd.: Con cariño que se saltan los puntos.